Historia

La Villa de San Ambrosio de Linares, estaba expuesta a los incendios, por las construcciones poco seguras, la abundancia de maderas y coligues y la ausencia de las más elementales normas de seguridad, lo que hacía necesaria la presencia de bomberos.

En 1831, 1865 y 1890 se sucedieron horrorosos incendios que amenazaron a propagarse a toda la ciudad, sin que nadie atinase a intentar una acción defensiva.

La tragedia ocurrió el 08 de Julio de 1896, cuando sé siniestro una bodega en la calle O’Higgins, a cuadra y media de la Plaza, con numerosos heridos y daños materiales, las llamas estuvieron a punto de envolver a toda una manzana. Como si fuera poco, otra tragedia similar se produjo en la tarde del 03 de Octubre de 1896, en la calle O’Higgins con Max Jara, al volcarse un brasero que provocó otro incendio, esta vez con mayores proporciones y riesgos, que otra vez ponía en jaque al corazón mismo de la Villa Linarense.

Ante escombros aún humeantes, el joven y talentoso vecino Manuel Sepúlveda y Parra (Profesor del Liceo de Hombres) con el consejo y apoyo del Intendente Don Guillermo Blest Gana, pensó en fundar una Compañía de Bomberos.

Sin mediar mayores dilaciones redactó una circular convocando a los vecinos a una reunión, para el 04 de Octubre del mismo año, en el Hotel Central, para echar las bases de un Cuerpo de Bomberos en esta localidad.

El Hotel Central estaba ubicado, donde hoy se levanta la residencia del Sr. Obispo, al lado Norte de la Catedral, realizándose esta Sesión en el gran Salón. La convocatoria tuvo éxito, se levantó el Acta y se eligió una Directiva Provisoria para organizar esta Institución.

En el aspecto administrativo, la autoridad máxima de la Institución la constituye el Superintendente, seguido de un Vicesuperintendente y asesorados por el Directorio General, este último formado además por un Secretario General, un Tesorero General, los Directores de Compañías y los Directores Honorarios.

El Cuerpo de Bomberos de Linares, está constituido por cinco Compañías y dos Brigadas Juveniles, dependientes de la Primera y Cuarta Compañías.

Cuenta en este momento con aproximadamente 150 voluntarios, siete carros de agua, un carro de Rescate equipado con los más modernos equipos para rescate, un carro de Escalera telescópica, recibido gracias a la campaña emprendida por el Rotary Club de Linares, un carro Porta escalas donado por el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa y el último carro bomba de tipo forestal, recibido el año 2014, un furgón institucional para traslado de voluntarios a actividades representativas del Cuerpo de Bomberos.

La Comandancia cuenta con un equipo especializado en la Investigación de incendios, conformando el Departamento de Estudios Técnicos, además de un grupo de Instructores, los cuales conforman el Área Sur de la ANB Sede Maule, dando capacitación en su Cuerpo de Bomberos y a los que conforman las provincias de Linares y Cauquenes.